sábado, 25 de febrero de 2017

DULCE CARRERA LAS MONJAS


Al terminar de jugar las chiquillas abandonaron la Plaza de la Constitución y suplicaron comprar chucherías en "los Antojos", algo a lo que ni el Chico de Ayer ni su señora pusieron óbice alguno. Más al contrario, éste les dijo:


- "Qué buenos recuerdos me trae caminar por la Carrera de las Monjas. Zona de tiendas mágica para los niños ". En efecto, tal y como rezaba el cancionero popular aquella avenida, además de haber albergado el mítico Casino de los señores -antiguo punto de encuentro de los intelectuales de la época-, era siempre una confluida arteria comercial de Priego:

Niña, si te gusta el dulce,
tú prepara los dineros;
en la Carrera las Monjas
se ponen los turroneros


Compraron conguitos y un buen surtido de frutos secos para disfrute de toda la familia. Al poner de nuevo el pie en la calle, la madre propuso: "Sentémonos a disfrutar de las chuches en la Fuente Rey, que eso me hace evocar mi infancia". Y allí que fueron tras pasar por el viejo Palenque y el Caminillo.

De todos es bien conocido el ingente manantial de agua que siempre ha brotado del monumento civil más venerado de Priego, al punto que también el romancero recoge versos al respecto:

Primero faltaba el agua
a la Fuente Rey de Priego
que faltarle mi palabra
a quien se la di primero

Haciendo lo propio con coplas dedicadas a la venerada Fuente de la Salud:

La Virgen de la Salud
la que está en la Fuente Rey
esa Señora lo sabe
si te quiero yo de ley



*Coplas extraídas de: http://www.enriquealcalaortiz.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario