sábado, 3 de junio de 2017

ENCUENTRO EN LA MÍTICA TASCA

Había caído la noche ese viernes en Priego y un juvenil gentío ocupaba completamente, como casi siempre, la angosta calle Cana. Risas, confidencias y buen rollo alegraban el ambiente, desde el desaparecido Hotel Vigo hasta la parte más elevada de la calle, a la altura del Caminillo. La vieja tasca sita allí continuaba teniendo, a pesar de  los años, encanto y magnetismo suficiente para permanecer como punto de encuentro de las pandillas de mozuelos, prestos a salir de marcha por los bares de moda de la calle Río.

Entre los jóvenes que departían amistosamente en mitad de la calle, se encontraban, ufanos, el Chico de Ayer y su hermano, vaso de refresco en la mano. De repente, una voz apasionada, les interpeló a ambos:

-“Oye, ¿sabéis que están buscando costaleros para el nuevo trono de Priego?”, les decía sobresaltado un muchacho que los conocía, para romper el hielo.

-“No, que va…”. Respondieron ambos escuetamente, dando tiempo a que el chaval continuara con su desarrollo.

-“Sí, se trata del Paso que acompaña ahora a las Angustias en la procesión del Viernes Santo. Entre que no lleva mucho tiempo saliendo, y que la gente sólo tiene ojos para el Nazareno y la Columna… pues tiene complicada la salida este año. Yo desde luego me he apuntado… Vosotros que amáis la Cuna del Barroco cordobés y sus tradiciones, ¿no os apetece formar parte de la Cofradía?”.


-“¡Por supuesto!”, contestaron al unísono los hermanos. “No hay nada más bonito que contribuir con la Semana Santa de nuestra patria chica

No hay comentarios:

Publicar un comentario