sábado, 15 de julio de 2017

LA JERARQUÍA DEL CAPATAZ EN LA IGLESIA

“¿Estáis todos listos en vuestro varal?... pues prepararse que vamos a tallarnos, que ya mismo tenemos que salir…”, vociferaba el capataz al resto de costaleros en el interior de las Mercedes, con gran dosis de emoción. Tras un repaso visual y en movimiento de las distintas alturas de hombros por ambos laterales del trono de Jesús, el hombre terminó por modificar la posición de cuatro de sus efectivos. “…Y los que vais por dentro del varal… ¿todo bien?”, terminaba por chequear solícito el eficaz mando de la Hermandad.

El conjunto artístico de Niceto MateoNuestro Padre Jesús en su Descendimiento” era testigo del ritual, cargado de fe, que los hermanos de la cofradía de las Angustias llevaban a cabo año tras año en el interior de la gran obra de Francisco Javier Pedrajas. El Chico de Ayer y su hermano, que se encontraban en su primera comparecencia como costaleros de una procesión de Priego, asistían entusiasmados a tan tremenda muestra de penitencia colectiva, impregnada del dorado y blanco de las molduras y yeserías de estilo rococó.

A continuación el capataz, como cada año, tomó la palabra para recordar a sus hombres de trono:

“Ya sabemos que estamos todos un poco cansados de acompañar al Nazareno esta mañana, pero nuestros titulares se merecen un esfuerzo extra y que los llevemos con ilusión, con la mayor dignidad posible. El que sienta agotamiento que por favor discretamente lo comunique a los penitentes de mando que vamos acompañando para darle oportuno relevo”

No hay comentarios:

Publicar un comentario