sábado, 9 de septiembre de 2017

LETRAS AL INMORTAL RUISEÑOR DE PRIEGO

Cuando se hubo calmado, miró el mar de huertas que quedaban a sus pies bajo el Adarve, y al oído, le recitó la siguiente poesía:

Nadie voló sobre mi nido
piensas, Joselito, en el Adarve
tu Saeta de Ruiseñor ha sido
"minuto de oro" en la tarde.

Clásico televisivo
Semanas Santas sin fin
siguiéndote miles de almas
suben al Calvario por tí

Han pasado sesenta años,
ha cambiado la sociedad,
pero nos sigue conmoviendo
la sencillez, lo natural.

Joselito, artesano y dueño
de la copla y del compás,
de la "Banda Tirachinas"
serás siempre  Capitán.

Vaya ojo, el director:
nuestro pueblo eligió entre miles
para mostrar las tradiciones,
y los valores sensibles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario