sábado, 6 de enero de 2018

UNA PROFE DE INGLÉS ENCANTADORA

 Toc, toc, toc,… Por las herméticas dependencias del instituto resonaban con gran eco, los sonidos emitidos vigorosamente por los tacones de la profesora de inglés. Ella, con amplia sonrisa, saludaba afablemente a todos los alumnos.

-“¿Habéis preparado la obra de teatro por grupos que os encomendé la semana pasada?”

-“¡Claro que sí, profesora…!”, contestaba solícito el Chico de Ayer.

-“Pues venga, cuando queráis que empiece el equipo número uno subiéndose al estrado, que ya tengo preparada la cámara de video analógica para grabar.”

 Las representaciones llevadas a cabo con gran dignidad, se iban sucediendo y justo antes de que le tocara el turno al equipo de nuestro hombre, el compañero de pupitre más próximo le dijo por lo bajini:

-"Illo, a ver si nos hemos columpiado con lo de las imitaciones... mira que como no le guste a la profe verás …".

-"Tranquilo, verás cómo no sólo no le disgusta, sino que alaba nuestra originalidad y sentido del humor", respondió el Chico de Ayer guiñándole un ojo.


 En efecto, la amable maestra respondía con risas sin disimulo a cada uno de los gags de la obra, y cuando entró a valorar esta representación -y todas las demás-, se deshizo en elogios hacia su alumnado por los valores humanos que a su modo de ver contenía, para sorpresa del compañero de pupitre de nuestro protagonista.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario