miércoles, 28 de agosto de 2019

LAS CARRERAS POR EL LLANO

Y el Chico de Ayer volvió a sonreír. De nuevo sintió la felicidad de corretear despreocupadamente por el Llano. Aquella pueril pulsión de la aventura desconocida, aderezada con el sonido de los saltadores de agua, le seguía manteniendo conectado con su mundo: el de la Subbética Cordobesa

No hay comentarios:

Publicar un comentario